Floritismo

25 jul. 2016

Esos momentos estresantes que nos regala la vida



En la vida de toda persona medianamente normal hay varios momentos estresantes, que nos generan un estado no habitual de ansiedad. En algunas personas es mas intenso y en otras menos, pero es un estado de semialerta que te impide pensar con claridad hasta que esas situaciones que te producen estrés han pasado.

Son en general los momentos de grandes cambios en nuestra vida los que nos generan estrés como por ejemplo organizar una boda, la búsqueda de casa, una mudanza, cambiar de país, cambiar de trabajo, el nacimiento de tu primer hijo, el nacimiento del segundo, cambiar de situación laboral, emprender un negocio, mantener un negocio, etc etc etc

El grado de afectación es muy diferente según la persona o también si los cambios se producen de manera voluntaria o si te ves obligado a ello. Por ejemplo tener un hijo la mayoría de las veces es una decisión que tomamos porque realmente lo deseamos (o así debería ser), en cambio una enfermedad suele venir sin previo aviso y es mucho mas difícil de asimilar.

Para cualquier persona normal sufrir cualquiera de estas situaciones ya de por sí sería un motivo de estrés y conllevaría un trabajo de adaptación, que se alargaría mas o menos en el tiempo en función de la flexibilidad de esa persona.

Supongo que hay muchas personas en la misma situación que yo, no se si tanto, pero estoy segura que no soy la única en el mundo. Llevo los últimos 4 años de situaciones estresantes encadenadas, una detrás de otra en el mejor de los casos, y muchas de ellas me han ocurrido de manera simultánea. Os imaginaréis mi nivel de agotamiento ahora mismo.



Ahora que empiezo a ver la luz al final del túnel, me apetecía hacer un breve repaso de estos "momentos shock" que he ido viviendo uno detrás de otro, sin que me quedara mas remedio.

El primer gran momento shock fue organizar nuestra boda y viajes de novios en muy poco tiempo (la boda en 3 meses y durante la semana después de la boda, organicé mas de un mes de viajes). Después vino la mudanza a Panamá, empezar en un nuevo trabajo, buscar apartamento ahí, el embarazo, tener a Emma sola en un país lejano, dejar de trabajar, volver a buscar apartamento y mudarme, volver a quedarme embarazada, volver a mudarme a España, tener a Lara, emprender mi propio negocio, volver a mudarme, buscar colegio, problemas con el colegio, buscar una nueva casa, encontrarla, comprarla, reformarla, alquilar la antigua (¡¡en una semana!!), hacer una semi mudanza hasta que acabemos la reforma. ¿Y a que no adivináis que viene después? Sí, claro que si... volver a mudarme, que ya lo echaba de menos.

En todo este tiempo de búsqueda (mas de un año), nos ha pasado de todo. Vimos verdaderos antros a precio de alto standing, encontramos otra casa perfecta, que ya teníamos apalabrada, nos hicimos ilusiones y luego, vino otro, ofreció mas dinero y nos tocó olvidarnos de ella. Tuvimos momentos de desesperación, de llegar a pensar que era imposible, que nunca encontraríamos una casa. Incluso un día eliminé todas las aplicaciones de búsqueda de casa de mi móvil porque me generaban mucha ansiedad estar pendiente de ellas en todo momento.


Ha sido un proceso muy duro, todos los que hayáis pasado por ello lo sabréis mejor que nadie. Pero mi marido siempre me decía que no desesperara, que nuestra casa ideal aun no estaba en venta y por eso no la encontrabamos, que no encontraríamos nuestra casa perfecta, nos encontraría ella a nosotros cuando llegara el momento. Y así fue, porque todo ocurrió, como siempre en mi vida, por casualidad.

Había una casa (llamémosle casa1) que nos medio gustaba pero no al precio que pedían, porque necesitaba mucha obra. Hacía un año habíamos hecho una oferta a la baja por esa casa1 y la habían rechazado, así que un buen día, ante la imposibilidad de encontrar nada mejor, decidimos mejorar la oferta e ir a por todas. Sabíamos que en la misma calle se vendía otra (llamémosle casa 2) pero no la queríamos ni ir a ver porque ya habíamos visto otra de esa misma promoción y no nos gustó nada. Pero antes de ir a hablar con el dueño de la casa 1 para mejorar nuestra oferta, decidimos en un impulso de esos de "va, si no perdemos nada", ir a ver la casa 2, solo por curiosidad.

Pues la curiosidad se convirtió en la casualidad de nuestras vidas. La casa 2 tenía una luz increíble, era espaciosa, blanca, pero lo mejor fue la sensación que tuvimos al entrar, nada que ver con la otra casa que ya habíamos visto, a pesar de ser aparentemente iguales. No lo puedo describir, pero sentí como si todas las piezas encajaran, y a mi marido le pasó lo mismo. Y el remate fue el jardín, que en ese momento estaba lleno de rosas, además no eran rosas normales y corrientes, eran rosas inglesas. Para mí fue esa la señal, las reconocí al instante y el mismo dueño me lo dijo después orgulloso, como si eso fuera un plus, y para otras personas quizás no, pero para mí si lo era. 


Siempre digo que creo que los lugares tienen alma. Así nos ocurrió con nuestra primera casa, la que ahora hemos alquilado. Cuando entramos por primera vez supimos que era esa y no quisimos mirar ninguna mas, y ahí siempre hemos sido felices. Todas las personas que han vivido en ella nos han dicho lo mismo, que en esa casa uno era mas feliz. 

También nos ocurrió en nuestro segundo apartamento en Panamá, en cuanto lo ví, me encantó. Ocurrieron muchas casualidades con ese apartemento de esas que me gustan a mí: me gustó porque tenía parquet (algo muy complicado en Panamá), los muebles eran todos réplicas de diseños clásicos de los que me encantan, y la zona de la piscina era espectacular, en la azotea del edificio..  Después de ver el piso entré en el parque que había justo debajo del edificio, a columpiar a Emma, y ahí conocí a Lorena, una chica gallega con una niña de la misma edad que Emma. Me cayeron bien al instante, me contaron que vivían en el edificio que tanto me había gustado y además, nuestras hijas eran físicamente idénticas, y lo mejor de todo es que ese día llevaban el mismo vestido de florecillas con cubrepañal de rayas marineras. Fijaos si se parecían que les mandamos una foto de las dos juntas a los padres por whatsapp y ninguno adivinó cual de las dos era su hija. Nos mudamos a ese apartamento y fue la mejor decisión que tomamos porque nos hicimos muy amigos de nuestros vecinos y a partir de ese momento empecé a disfrutar de verdad de mi vida en Panamá.

Ahora con nuestra nueva casa nos ha pasado lo mismo, también tiene alma, tiene algo especial y estoy segura de que nos estaba esperando a nosotros. El día que la fuimos a ver, el jardín estaba a rebosar de rosas inglesas, y ningún otro día de los que hemos estado ahí, ha habido tantas. Pienso que si hubiéramos visto la casa una semana antes o una semana después, no me habría impresionado tanto el jardín. Pero es como si la casa hubiera hecho florecer todos los rosales ingleses de golpe para mí, para enamorarme. Y vaya si lo hizo.


Espero que ahora entendáis mi nivel de estrés y porque estoy tan desaparecida. Voy todo el día corriendo como pollo sin cabeza, porque además, Floritismo, por suerte, en muy poquito tiempo ha pasado a darnos muchísimo trabajo. Os iré contando la evolución de la reforma en redes sociales, así que si tardo en volver por aquí no os preocupéis, podéis encontrarme en instagram, facebook y snapchat.

Pero soñar es lo que me ha ayudado hasta ahora y estos días en que ya no puedo mas, saturada de trabajo y de decisiones que tomar, visualizo el futuro ideal que nos espera. Sueño en el otoño, cuando estemos instalados en nuestra nueva casa y veamos llover desde la cocina, mientras preparamos conservas de tomate para el invierno (no preguntéis porque conservas de tomate, es mi sueño y me ha salido así). Sueño con lo bonito que estará el jardín la próxima primavera, con las niñas jugando entre las flores y los pájaros cantando. Sueño con todas las flores que vamos a plantar y lo bonito que será nuestro salón, con tanto espacio para que las niñas jueguen, y en su habitación, que la vamos a dejar tan bonita que en Pinterest ya le están preparando un hueco. 

Y sobretodo sueño con esta nueva etapa que empieza para nuestra familia: Emma empezará en una nueva escuela, viviremos en nuestra nueva casa y Floritismo empezará una nueva temporada con algún que otro cambio que ya os iré contando. Y como dicen los chicos de Dorian:

"De la vida que soñamos, aún nos queda lo mejor".

A seguir soñando bonito y brindemos por esos momentos estresantes, tan necesarios, porque sin ellos no vendría lo bueno de después.
firma
P.D.: Todas las fotos que ilustran este post son del jardín de nuestra nueva casa.

1 jun. 2016

Diario de una granja de flores: Sweet Sweet Peas



sweet peas o guisantes de olor



Creo que decidí que algún día iba a tener una granja de flores, después de leer este post de Erin Benzakein, de Floret Flowers. En él cuenta cómo decidió empezar su aventura con su granja de flores para plantar "sweet peas", ya que el aroma de estas flores le traía recuerdos maravillosos de su infancia en el jardín de su abuela. Pensé que estas flores debían ser increíbles si solamente con su olor fueron capaces de inspirar un proyecto tan bonito.

sweet peas o guisantes de olor

Recuerdo que a pesar de gustarme tanto las flores, los sweet peas nunca antes los había visto, ni olido. No son muy habituales por aquí, no se porque. Y como ya sabéis que todo lo raro y poco visto me llama, me entraron unas ganas tremendas de tener una granja de flores, solo para ver y oler estas flores.

sweet peas o guisantes de olor

Tener una granja de flores es como vivir en una constante montaña rusa, porque nunca sabes que te encontrarás la próxima vez que vayas. Algunas flores que te encantaban y que creías que iban a durar para siempre, puede que desaparezcan de golpe y otras que no esperabas ver hasta mas entrado el calor, aparecen sin avisar.

sweet peas o guisantes de olor

Nuestra granja, como sabéis está en una casa que tienen mis padres, a unos 20 minutos de dónde vivimos, por eso no estamos ahí todos los días y no vemos como evoluciona todo mas que dos o tres veces por semana. Cada vez que vamos, el momento de descubrir las flores nuevas que han aparecido esa semana, es absolutamente mágico. Y lo fue especialmente el día que salieron los "sweet peas".

sweet peas o guisantes de olor

Recuerdo el día que los vimos por primera vez. Solo había tres cuando llegamos y a medida que iba pasando la tarde se fueron abriendo otros. Cuando nos fuimos había por lo menos diez. Sus tallos son fuertes y duros, cosa que sorprende porque aparentemente parece una flor muy frágil y delicada.

sweet peas o guisantes de olor



No tengo palabras para contaros como huelen porque no se parecen a nada que haya olido antes. Tienen un aroma muy intenso pero corto, que dura muy poquito en el tiempo, por eso nunca los hueles solo una vez, si no que los acercas a tí, los hueles y al segundo tienes que volver a olerlos porque no puedes vivir sin ellos.

sweet peas o guisantes de olor


Una vez que empezaron a salir los primeros, lo siguiente ha sido abundancia en estado puro. Empezaron a salir de colores que no recordaba haber pedido, combinaciones de varios tonos de rosas y lilas que visualmente dan mucho juego para hacer arreglos.

sweet peas o guisantes de olor

sweet peas o guisantes de olor

Os enseño los arreglos que preparé prácticamente solo con "sweet peas" para la última edición de "Blogs and Cava" que tuvo lugar la semana pasada. Y no os lo he contado pero soy colaboradora oficial de estos eventos que tanto me gustan, así que a partir de ahora mis flores estarán en todos los Blogs and Cava que se celebren.

sweet peas o guisantes de olor


Fijaos en el arreglo en copa. No tenía ni idea de como iba a integrar estos colores tan diferentes en un mismo arreglo, pero las mismas flores me pidieron ser colocadas así, de manera gradual, de mas oscuro a mas claro. Las flores de dos colores fueron perfectas para reflejar esa transición, para pasar de burdeos a violeta, de violeta a rosa y de rosa a blanco.

sweet peas o guisantes de olor



Para mí estas flores tienen un significado especial, porque me recuerdan lo lejos que estaba de este momento no hace tanto, cuando vivía en Panamá, y lo imposible y lejano que me parecía poder llegar algún día a cultivar mis propias flores. Fácil no ha sido, desde luego, ni lo va a ser en lo que nos queda, porque todavía nos queda mucho camino por recorrer. Pero el solo hecho de tener en las manos, de poder tocar, ver y oler, algo tangible como son estas flores, ya hace que parezca que estamos mas cerca de conseguirlo.

sweet peas o guisantes de olor

Estos "sweet peas" simbolizan un alto en el camino para descansar, coger fuerzas y darnos aliento. Parece que me hablen y me digan: "Tranquila Anna, relájate que no lo estás haciendo tan mal".

Y que bien viene que de vez en cuando te lo diga alguien.

sweet peas o guisantes de olor

Un abrazo y hasta pronto,
firma

P.D.: Tal como predije en el post de desahogos, tengo mil y una novedades que eclipsan las que os conté ese día, pero eso ya os lo contaré otro día, que hoy solo quería hablaros de mis queridos "sweet peas".


1 may. 2016

Un año de #florifotos



Ranunculos



En estas que un día te despiertas y te das cuenta de que ya ha pasado un año desde que puse en marcha el hashtag de las #florifotos. Y parece que fue ayer cuando se me ocurrió escribir un post recopilando fotos de flores que me gustaban de instagram y agruparlas bajo diferentes hashtags. 

Las #florifotos son una parte muy importante de Floritismo, porque gran parte de lo que hago ahora se lo debo a ellas. Desde el primer mes, me propuse crear premios originales para las ganadoras, y de esos premios surgieron los primeros productos de la tiendita que meses después lancé. Si os acabáis de enganchar al blog, sabed que Floritismo no es algo que lancé de golpe de la nada, sino que ha sido un proyecto vivo que ha ido creciendo y evolucionando con el paso del tiempo, y que seguirá creciendo y evolucionando porque tengo muchos mas proyectos en mente. Por eso hoy me apetece parar un segundo y recordar antes de seguir adelante con mas fuerza.

peonías y rosa ingesa
Algunas de mis #florifotos

A nivel fotográfico, gracias a las #florifotos, en este año he aprendido mucho, sobretodo he educado mi mirada y me doy mas cuenta de mis errores. Al principio hacía fotos torcidas, sin luz y con fondos poco apropiados, muy a menudo con el movil y sin ninguna gracia. Poco a poco me he ido familiarizando con la cámara y ahora ya siempre la utilizo en modo manual, aunque también utilizo el movil a veces. Además vigilo mucho mis fondos y la composición de las fotos, y sobretodo vigilo mucho que flores utilizo, y creo que esa es la clave. Últimamente, con las flores de #migranjadeflores disfruto como una enana haciendo fotos porque son TAN bonitas que es imposible sacarles una foto fea. 

ranunculos
Algunas de mis #florifotos


Y en cuanto a vuestras fotos, ¿qué podría decir? 2.687 fotos de flores en todo este tiempo, o lo que es lo mismo, 7,36 fotos al día. No está nada mal.

Ahora miro atrás y muchas de las personas que han ganado el concurso de las #florifotos se han convertido en amIGas, no se si a raíz de ganar el concurso o igualmente lo habrían sido de no haber ganado, pero siento que me une un lazo invisible con cada una de ellas. Gracias a las #florifotos he conocido personas detrás de cuentas increíbles, he leído historias de todo tipo sobre flores y he viajado por todo el mundo con ellas.

peonias
Fotos ganadoras de mayo y junio de 2015: @lespetiteschosesdudimanche y @maria1408mcr



Me han pasado cosas muy curiosas con algunas de las ganadoras de este año, y os lo voy a contar porque ya sabéis que me encantan las casualidades. Siempre digo que podría contar mi vida encadenando casualidades, y algún día a lo mejor lo hago.


Fruto de estas casualidades, podría ser que alguien me acusara alguna vez de "amañar" el resultado del concurso para favorecer o quedar bien con algunas personas, pero no es así para nada. Yo únicamente elijo las 9 fotos finalistas y se las envío al jurado, que son mis queridas @marapazos, @mvillacampabueno y @rosanaaraventum. El jurado lo escogí, además de porque me caen bien y son un amor las tres, porque me encantan sus fotos y me gusta ver el mundo a través de su mirada. Son de esas personas que tienen un gusto exquisito y saben captar y mostrar la belleza de una forma especial. Así que son las personas perfectas para escoger cada mes la foto mas bonita entre las mas bonitas, de manera totalmente desinteresada.

hortensia y girasol
Fotos ganadoras de julio y agosto: @josie_vp y @mariacalcetines

Ellas no saben quién es el autor de cada foto finalista y cada una elige sus tres favoritas. La foto ganadora la elegimos entre las 4 y mi voto vale exactamente igual que el de ellas, así que yo no decido quien gana, ni tengo manera de influir en ellas.

El caso es que con algunas de las ganadoras me han pasado cosas y me parece curioso, pero todo es fruto de la casualidad.

hortensia y bombilla florero
Ganadoras de septiembre y octubre de 2015: @tetezgz @_floureta_

Por ejemplo, con la ganadora de octubre, Floureta. Cuando abrí mi tienda online, ella ya estaba preparando la suya y me escribió para conocer mi experiencia. Pues bien, si yo lancé mi tiendita el 21 de octubre, ella me escribió el 22 y el 1 de noviembre ganó el concurso. Es casualidad que hasta entonces apenas habíamos tenido relación y después de esto nos hemos visto varias veces y además tenemos línea directa para desahogos de tenderas online y consultas varias.

Después en noviembre, Maria Luisa @entretules, ganó el concurso de las #florifotos hechas durante el Singulares Inventory Room. Su hermana me había encargado su ramo de novia unos meses antes, pero yo no sabía que era su hermana, ni siquiera conocía a Maria Luisa. El 99% de la gente seguramente no se dio cuenta, pero si alguien nos conoce a las dos, seguro que pensó que hubo algo raro. Un día ella gana el concurso y solo 3 días después le hago el ramo de novia a su hermana, no se vosotras pero yo pensaría que es tongo. Pues os prometo que no, todo casualidad.

hortensia
Ganadoras de noviembre: @entretules y @malvaviscoblog

También en noviembre, el concurso de #florifotos lo ganó Maria José, de @malvaviscoblog. Yo tardé un poco en enviarle su regalo, en general me tomo mi tiempo con los regalos porque como no son urgentes, siempre ataco primero los pedidos de la tienda online y los regalos los voy dejando para cuando tenga tiempo. Pues bien, unas dos semanas después de ganar el concurso, ella me hizo un pedido bastante grande, con una corona de navidad y varias cosas mas. El premio a Sherlock Holmes del año no me lo darán a mí, seguro, porque no os creáis que yo todos los días recibo pedidos de Villarrobledo, y menos de una farmacia de Villarrobledo, que debe haber 3 o 4 12 (edito porque he recibido la información ahora mismo). Pues hasta que no tuve todos los pedidos preparados y empecé a introducir direcciones en el programa de mensajería, no me di cuenta de que el pedido grande era suyo...

flor en capazo y tulipan
Ganadoras de dicembre de 2015 y enero de 2016: @carinamichelli  @mylittleexplorers

Con la ganadora de febrero, @mylittleexplorers fue algo parecido. Ella me escribió con su nombre real, para pedirme rosales ingleses. Los necesitaba para finales de marzo pero me escribió con tiempo para reservarlos. Pues ¿os creeis que me estuve cruzando emails con ella a la vez que mensajes directos en instagram sin saber que era la misma persona?. No me di cuenta hasta que en instagram, donde solo hablábamos del premio de las florifotos, me preguntó algo de los rosales y ahí até cabos.

Y por último, ahora en abril, una de las finalistas me hizo un pedido de dalias y el mensajero no conseguía entregarlo. Ella no contestaba mis emails y no tenía su teléfono, así que la busqué en instagram y por suerte tiene un nombre poco común y la encontré a la primera. Me quedé de piedra cuando la encontré y vi que era una de las finalistas, porque ese mismo día había estado seleccionando a las finalistas, y además, como me llamó la atención su foto me estuve mirando su galería un buen rato.

jacinto y flor lila
Ganadoras de febrero y marzo de 2016: @yolacalle y @suenyosdecraft

En fin, que me encantan estas casualidades, y me encanta lo bonito que ha quedado este post con tantas #florifotos ganadoras. Ya lo dije hace un año y lo repito ahora, deberíamos escribir un libro recopilando tantas fotos bonitas, o aunque sea, un calendario. Pero esto ya será en la próxima temporada, porque con las fotos finalistas del mes de abril cerramos esta primera temporada e inauguramos la segunda. Os dejo las nueve fotos finalistas del mes y os anunciaré las fotos ganadoras en instagram durante esta semana.

lila, rosa, tulipan
Fotos de: @elplegatin, @likeawildbird, @maria_manchon,
@peoniasenmiventana, @vicavp, @veronicaalgaba,
@mirinclos, @suenyosdecraft@met_amor_phosis


Digo las fotos ganadoras porque este mes, por ser el último de la primera temporada, tendremos tres fotos ganadoras.

- La primera la elegiremos como siempre, con el jurado.
- La segunda la elegiréis vosotras, entre las 9 finalistas de abril, votando en instagram la foto que mas os guste.
- La tercera la elegiremos entre mi marido y yo, entre las 2.687 fotos que hay ahora mismo colgadas bajo el hashtag, y aquí entran también las fotos que han colgado las chicas del jurado, que sus fotos son preciosas también y no es justo que se queden fuera del concurso todos los meses.

Muchísimas gracias a todos por acompañarme con vuestras #florifotos durante todo este año, y os espero en instagram con vuestras fotos en esta segunda temporada.

Abrazo para todos,
firma

26 abr. 2016

Estuvimos en el Handmade Festival

Corona verde y laminas vintage de flores

(Todas las imágenes de este post son de 3visualweddings)

Este fin de semana no he entrado apenas en instagram, ni en Facebook, ni en twitter, y casi no he mirado el correo. Ha sido un fin de semana de desconexión 2.0. Me ha costado lo mío pero lo necesitaba. La semana pasada fue la semana con mas pedidos y encargos desde que empecé esta aventura. No tuve un día de descanso y casi no vi a las peques así que el fin de semana decidí que no se acababa el mundo si yo no publicaba nada en redes sociales o si no contestaba emails. Y así fue, no pasó absolutamente nada. Y además he empezado con muchas mas fuerzas y ganas la semana. Me ha venido perfecto porque esta semana también está cargada de trabajo y nuevos proyectos que requieren toda mi concentración.

Pero antes de empezar nuevas etapas, quería pasar por aquí y contaros en una entrada cortita que el pasado fin de semana del 8, 9 y 10 de abril estuve en el Handmade Festival.


floritismo y boda condal



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...